😈😈😈😈😈Soy enfermera no put@!.. PARTE 10😈😈😈😈😈

¡SOY ENFERMERA, NO PUTA!

Le conté a don Rolo que hoy no estaríamos solos, frunció el ceño en señal de disgusto, le hice la terapia un poco nerviosa, me daba miedo que la señora descubriera algo en mi mirada, en mis gestos, debía ser muy cuidadosa, luego lo llevé a la ducha y al desvestirlo apareció ese pene bien parado y duro, y pensar que ayer tuve esa verga dentro de mi boca ¡que suplicio! Le lavé el ano, me pidió que se lo lavara bien, lo estaba haciendo, no entendía, me dijo que me echara jabón en el guante y que lo lavara bien, no sé si era eso lo que quería pero me enjaboné un dedo y se lo metí por el culo, él se abrazaba a mi cuello gimiendo de placer, terminé ese pedido extraño, le lave las bolas y por último esa barra de carne que me hacía cometer las peores cosas de mi vida.

Lo sequé, le puse su bata de baño y lo llevé a su cama, lo mediqué y luego su infaltable baño de sol, yo me senté a su lado en la banquita y me preguntó si me había extrañado la petición que me hizo en el baño, yo le dije la verdad, que era la primera vez que un paciente me pedía semejante cosa, me dijo que le gustaba porque le estimulaba la próstata y que de haber seguido un poco más habría terminado sin siquiera tocarse, le dije que como enfermera entendía perfectamente cómo funcionaban los cuerpos masculinos y femeninos, pero la verdad estaba confundida, ninguno de mis pocos amantes me había pedido semejante cosa, pero bueno, la gente nunca deja de sorprenderme.

Necesitaba su baño en el yacusi, a mí me dio vergüenza ponerme el traje de baño, así que lo metí sosteniéndolo desde atrás abrazándolo por la cintura:

DON ROLO: Pero si Laura ya te autorizó ¿Por qué no te pones tu biquini y te metes conmigo?

YO: La señora nos está viendo desde su ventana en el segundo piso.

DON ROLO: Ya me di cuenta… me gustaría que delante de ella me masturbaras, me mamaras la verga y hasta te cogería… ¡Hija de la chingada!

YO: ¿Está enojado con ella?

DON ROLO: ¿No te ha contado nada?

YO: No, ¿De qué?

Y me contó lo mismo que la señora me había narrado, lo saqué del yacusi y lo sequé ahí mismo, era muy bochornoso secar su cuerpo desnudo delante de la señora, lo puse de espaldas a la ventana para secarle sus genitales, tenía la verga apuntando a mi boca pero sentía la mirada de doña Laura sobre cada uno de mis movimientos, le puse su bata y lo llevé al comedor para escapar de esa mirada escrutadora, le serví el almuerzo, después lo llevé a su cama y lo mediqué, al instante se quedó dormido.

Yo salí al jardín escapando de la tentación de meterme bajo sus sábanas y cual sería mi sorpresa cuando sentí llegar a Doña Laura a mi lado:

DOÑA LAURA: ¿Se durmió?

YO: Sí señora.

DOÑA LAURA: ¿Cuánto tiempo duerme?

YO: Aproximadamente un par de horas, señora.

DOÑA LAURA: ¿Tú sabes dar masajes?

YO: Bueno, no soy una experta pero recibí entrenamiento para dar masajes terapéuticos.

DOÑA LAURA: ¿Me darías uno a mí mientras Rolando duerme?

YO: Con mucho gusto señora, pero le sugiero hacerlo en una de esas camas para sol, porque así si despierta don Rolo lo podré auxiliar.

Doña Laura se quitó su negligé y me quedé asombrada como una mujer a sus años tenía un cuerpo de Diosa, tenía un diminuto hilo y un brasier del mismo color de su negligé, se notaba que gastaba mucho dinero en lencería, yo fui por mi maleta y cuando regresé la encontré acostada boca arriba sobre la cama de sol, tenía los ojos tapados, mientras me echaba aceite en las manos pude notar su sexo totalmente depilado a través de su triangulito semitransparente, nunca en mi vida había visto un brasier tan pequeño, eran dos tiritas que escondían sus enormes pechos, comparados con los míos parecían melones versus limones, le regué aceite por todo su cuerpo y empecé por los músculos de su cara, luego bajé a sus hombros y brazos, tenía una piel muy delicada, luego me salté los senos y masajeé su estómago, fui a sus pies y luego fui subiendo por sus torneadas piernas, cuando acariciaba sus muslos creí haber oído un gemido, pero tal vez solo fue mi imaginación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *